Orientación a la salud

de Tanya Desfontaines
articulo en la revista FULCRUM, nr. 76, 01.2019
el texto está traducido del inglés y abreviado


Nuestro condicionamiento cultural aquí en el Occidente es enfocar nuestra atención, generalmente en ´problemas´ y con un campo de percepción relativamente estrecho. Las habilidades naturales, sutiles y perceptivas con las que nacemos son en su mayoría desocializadas cuando empezamos la escuela. En la mayoría de nuestros sistemas educativos, a los niños se les enseña a ´prestar atención´, para que se concentren en la página que tienen enfrente, en las palabras del maestrof o en los escritos de la pizarra. En la mayoría de las formas de educación médica occidental, se nos enseña a centrarnos en los problemas, síntomas y molestias de nuestros clientes, y a responder con algún tipo de análisis, formando un plan de tratamiento y aplicando técnicas para solucionar los problemas.

En la Craneosacral Biodinámica, aprendemos a cultivar la presencia en relación, y nuestro enfoque se desplaza hacia las fuerzas biodinámicas y la energía del matriz - lo que se puede pensar como un patrón energético primigenio.

Cuando sostenemos las condiciones de vida dentro del contexto más amplio del campo biodinámico, dentro del contexto de la salud, el recurso extraordinario del apoyo universal se vuelve accesible y los procesos de curación pueden desarrollarse de una manera que no está disponible cuando reducimos nuestro campo para enfocarnos sólo en el ´problema´.

Mis profesores me animaron a poner todo lo que creía que sabía ´detrás de la cortina´ y estar en ´mera receptividad y presencia´ como Dr. William Sutherland había instado una vez a sus estudiantes. Poco a poco las mareas más profundas y las fuerzas biodinámicas de la potencia comenzaron a revelarse. Al ver este poder y inteligencia en el trabajo, al principio traté de captarlos, lo que resultó ser un proceso frustrante e infructuoso. Parecía como si estuviera tratando de aferrarme a una nube, algo nebuloso e intangible, que se derritió mientras me sentía tentado a mantenerme aferrado a ella. Después de muchos años de práctica, bajo la amable y paciente instrucción de Franklyn Sills y otros, gradualmente me establecí en una nueva forma de ser y relacionarme con lo que estaba experimentando.

A medida que me entrego cada vez más a confiar en algo mucho más grande que mi mentalidad humana, encontré que mi asombro y admiración crecían en lo que es posible a través de permanecer presente y mantenerse al margen y no interfiriendo con lo que se está desarrollando ante mis propios ojos y bajo mis manos.
Esto vino como un abrazo de alivio así como una revelación, que me dejó humillado y confiado en la creencia de que somos creados y mantenidos en amor, que nuestros sistemas humanos son autocurativos y que siempre han sido apoyados para ser los mejores posibles bajo las condiciones actuales de la vida.

Esta orientación hacia la salud fue una revelación en sí misma. Fui en contra de mi condicionamiento social y cultural para ver que mientras estemos vivos y se nos dé aliento, la salud nunca se pierde, aunque puede quedar oscurecida por las condiciones que hemos encontrado y la necesidad de protegerse en algunas de esas condiciones. En la seguridad del campo de retención biodinámico, todavía me conmueve que la inteligencia en funcionamiento dentro de mis sistemas clients´ responda a mi presencia y receptividad, revelando el núcleo radiante de ´la libertad y la luminosidad´. La ´Salud´ que nunca se pierde ilumina nuestro ser incluso en pleno dolor y sufrimiento.

©2018 by Svarupa design

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now