Craneosacral biodinámica

Presencia, silencio y amor
La presencia equivale al silencio y al amor.
Es un estado de no-mente y de no-hacer, un descanso natural, es la sanación,
Venimos de un lugar de silencio y volveremos al silencio, a la nada. En medio hay movimiento, actividad.
Por el camino perdimos nuestra inocencia, la orientación al corazón y vivimos principalmente de la cabeza.


Salud y sanación
Se puede decir que la sanación es pasar de la cabeza al corazón. El corazón a su vez es un puente hacia el ombligo, el centro donde simplemente somos.
Alli, no goberna la mente, alli no estamos identificado con nuestra persona (literalmente 'máscara').
La salud o la sanación no es un hacer sino un redescubrimiento, una reconexión. Reconectamos con la presencia, el silencio, el amor.

La expresion de la Inteligencia
Un entendimiento básico en el trabajo craneosacral biodinámico es que el cuerpo es una entidad que se cura y se regula a sí misma. Ya tiene toda la información que necesita para curarse y mantener un estado equilibrado. Hay una Inteligencia natural en funcionamiento, con "I" mayúscula. Y una potencia, una fuerza vital, que actúa como una expresión de esta Inteligencia.

Durante una sesión estamos en una relación directa con esta Inteligencia, la potencia. Con nuestra presencia apoyamos, facilitamos y amplificamos su funcionamiento.


(Re-)conexión con la Inteligencia
En la terapia craneosacral biodinámica nos conectamos con la Inteligencia.. De hecho es una reconexión por que la Inteligencia siempre esta alli, es una calidad inherente an nuestro ser.

En la terapia usamos algunos tecnicas para profundizar esta conexión. En la conexión, la sanación sucede.
Dentro del total de movimientos se puede percibir una potencia de movimiento cíclico que impregna los diferentes campos de energía. Los ciclos se llaman mareas y se pueden percibir en todo el cuerpo y alrededor. Los ciclos consisten de una fase de inhalación y una fase de exhalación.

En el trabajo biodinámico esto se llama respiración primaria y se expresa en diferentes ritmos. Se considera una expresión de nuestra Inteligencia inherente. Así que las expresiones de potencia se mueven en mareas, siempre con la quietud como base. Podemos seguir las mareas y explorar sus límites.